LA VIOLETA DE SAN FRANCISCO DE PAULA

 

AÑO 34 – II ÉPOCA – Nº. 45                                                                         VALLS, DICIEMBRE 2017                                                                                           

En esta Navidad queremos obsequiar a los lectores de este Boletín de la Venerable Sor Filomena con algunos párrafos de una carta de felicitación que ella misma escribió a sus padres y hermanos:

         Viva Jesús, nuestro amor, y María nuestra esperanza

Valls 25 de Diciembre de 1865.

 Al Sr. Félix Ferrer, escultor, Mora de Ebro.

Gloria a Dios en las alturas, y paz a los hombres de buena voluntad. Estas son, inolvidables padres, las consoladoras palabras con que la santa Iglesia saluda hoy a sus hijos, manifestando  con ellas el colmo de su alegría, exhortándonos a vaciar nuestros corazones de todo terreno afecto, para que en él pueda entrar el verdadero Sol de justicia, Cristo Jesús. Y q  grandes han de ser los júbilos de nuestra alma por el nacimiento del que es su redención. Sí, amados padres, este es el día felizpara el nero humano; en ese pequeñoNino que nace, está nuestra salud, nuestra Vida, nuestra paz, nuestro consuelo, nuestra fe, nuestra caridad y la esperanza de la vida eterna. En ese Niño está encerrada la esencia y omnipotencia de todo un Dios. Ese Niño Dios nos dice desde el pesebre: «Yo soyvida, verdad  y camino; el que me seguirá no andará por el camino de las tinieblas; mas abundara en luces y salvará su alma poseyendo la vida eterna.

 Gocémonos todos juntos y alegrémonos en Jesús, María y José, y vosotras, hermanas mías, tomad por Esposo a ese Niño, consagradle

 vuestro Corazón y decidle que a Él sólo queréis amar.

Se acerca…

 El 150 aniversario de la muerte de la Vble. Sor Filomena. El día 13 de agosto de 2018, todos sus devotos lo celebrarán leyendo sus escritos, practicando alguna de sus virtudes, sobre todo la caridad, la humildad y la pureza. Pero más especialmente, viviendo su mensaje de amor, consagración y reparación al Sagrado Corazón de Jesús.

 

ESPIGANDO EN SUS ESCRITOS

  A petición de su confesor, Filomena puso por escrito sus experiencias espirituales místicas. Iremos trascribiéndolas en sucesivos boletines.  

 “Después de haber implorado la luz y gracia del Espíritu Santo, póngome a cumplir el acto de obediencia que V. P. me mandó hacer, deseando fervorosamente, que si en alguna palabra me aparto de la purísima verdad, quede borrada de este papel, y puestas las rodillas en tierra y a presencia del Crucificado, le suplico cuando lea esto tenga presente mi horrorosa vida, pues me parece que estoy colocada entre los muertos de aquellos que ya no vivirán más. ¡Válgame la misericordia de Dios que así lo permite!

 Primeramente  en cuanto a la oración le digo, Padre, que me hallo como el más ignorarte niño que aún no sabe la primera letra del abecedario, olvidándome hasta de los medios utilísimos a todo lo que me habría de valer para este santo ejercicio. No obstante de todo esto, le digo para confusión mía y gloría de Dios, que algunas veces me veo transformada en otra de lo que soy. A veces, Padre, cuando place al Señor, me levanta de la tierra al cielo, y de mis miserias a sus misericordias de la manera siguiente. Algunas veces, después de haber padecido algún poquito por Dios, de improviso y cuando menos pienso, me llama a lo alto para instruirme de lo que puedo con su gracia, pero esto de diversos modos. Unas' veces como que me llamasen, y yo con un vuelo superior de espíritu, respondo a veces palabras muy extrañas. Otras veces, pregunto también,  cosas de mucha importancia de lo que entonces se me da a conocer, y esto lo hago sin miedo, alguno, pues me hallo tan transformada en Dios, que muchas veces me hace exclamar: No soy yo la que vivo, Jesús es quien vive en mí. (Continuará)

 

LOS SALMOS DE MI PUEBLO DEDICADO A SOR FILOMENA

  

Inclinémonos respetuosamente
ante la mujer fuerte, la monja
mínima que obró grandes cosas
siendo mujer débil.

  

Su cara era pálida, su color
de cera, su mirada mística
y su voz plácida.
Su hablar era dulcísimo
como balido de oveja;
hablaba de Cristo
como una extasiada.

 

Su corazón fue un incensario
y sus labios el altar del timiama.
Fue su coraz6n un arpa de David,
el amor le dictaba los salmos,
sus labios los recitaban ante
el Sagrario.

  

Padecía de amor, que es enfermedad de Serafín,
que es enfermedad del cielo.
Su corazón suspiraba por el
cielo, lloraban sus ojos, como los
cautivos pensando en su patria.
(J. Grau, presbítero)


Agradecemos a todas las personas que han escrito dando testimonio de gracias recibidas por intercesión de la Venerable Sor Filomena.

Agradecemos a cuantos han enviado donativos para su causa de beatificación.

Pedimos a todos los que crean haber recibido alguna gracia por intercesión de la Venerable Sor Filomena la comuniquen a la dirección: Monjas Mínimas C/. Sor Filomena Ferrer, 8 / 43800 Valls –Tarragona.

Donativos para su Causa de Beatificación. Nº de cuenta: ES89 2100 0021 5201 0383 3586.

Libros que puede pedirnos: Filomena Ferrer “Cueste lo que cueste”, del P. A. Bellantonio, (precio: 12,00 euros). El Camino Espiritual de Sor Filomena Ferrer, del P. José M. Solé Romá, (precio: 7 euros).

Para toda clase de correspondencia diríjase a:


Monjas Mínimas
C/ Sor Filomena Ferrer, 8. 43800 Valls (Tarragona)
Telf. 977600051
E-mail: minimasvalls@hotmail.com
Web: www.quierosermonja.es